A todas vosotras que os sentís una madre más, os invito a
formar parte de este blog, donde hablar de nuestras historias, de que nos preocupa, que nos ha hecho reír o porque no…,
donde poder dejar caer alguna lagrimilla… , eres tu... sencillamente una madre más?.

CARTA A UNA MAESTRA

     Con este escrito, se intentó hacer un pequeño homenaje a esa maestra de infantil que se ocupa de nuestros pequeños, de darles cariño, de tener siempre una sonrisa y dedicarles todo el tiempo del mundo..., y que consiguen, de alguna manera, que se sientan más seguros.
     Escribí estas palabras para dedicarlas a la maestra de mi hijo, intentando ponerme en la mente de mi pequeño, y como veía él a su querida maestra. 
    Hoy he encontrado el borrador de word que pensé haber tirado a la papelera en su momento, y me ha gustado darme cuenta que, aunque sea en ocasiones, no lo tiro todo a la papelera.
    Ah... una cosilla más... que... que se me hizo un nudo en la garganta cuando lo escribí, pero que yo soy muy llorona, eh? Además... hoy he sonreido al leerlo...
    Sin más, os dejo aquí estas palabras con mucho peso, con sentimientos de los de verdad, de los de un niño.

Contigo…

Contigo Conchi, hemos aprendido que son las palabras y que son los números.

Y también, también nos has presentado al Sr. Conocimiento,

como un personaje interesante,

Aunque en ocasiones no muy divertido!!!

Nos has enseñado a saber que son amigos,

Y quien es la Señora Confianza

Junto a ti... hemos reído...

y también hemos llorado.

Tus brazos nos han abrazado

cuando nuestra mamita no ha estado

Nos has ayudado a leer

y a disfrutar de los cuentos

Hemos aprendido contigo…

que hay un Sol, una Luna

Y un Universo lleno… lleno de ESTRELLAS.

(hemos aprendido contigo que los sueños se hacen realidad!).

A tu lado, también nos hemos enfadado...

Pero también nos has nombrado

Caballeros de nuestros Castillos.

Conchi, TU nos has hecho IMPORTANTES

TU has hecho lo que somos

y parte de lo que SEREMOS.

A nuestro lado has estado durante estos tres años

Y por todo esto y mucho más, sólo nos queda decirte…



GRACIAS!

MUCHAS… MUCHAS GRACIAS CONCHI!

Por ser  y PARA SIEMPRE

nuestra primera maestra!

2 comentarios:

  1. Recuerdo que a mi también se me hizo un nudo en la garganta cuando lo leí por primera vez. He de reconocer que me costó aguantarme y no llorar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. pienso que eran las palabras que sus corazoncitos sentían pero sus manitas no sabían escribir...

    ResponderEliminar

gracias por tus palabras...